Implantología

Los implantes dentales sirven para sustituir dientes ausentes por cualquier motivo y se integran perfectamente con el resto de piezas.

No es un tratamiento doloroso, ya que siempre se realiza con anestesia local.

En un implante podemos distinguir tres partes: la porción que queda bajo la encía, el pilar que emerge en la boca y la parte que se ancla en el pilar y es lo que se ve.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies